Suspendamos nuestro sueño

Todo vive y muere. Y ése ciclo tiene más sentido -para mí- que la interminable condena de lo lineal. Como el respirar, como bombea el corazón… es ir para regresar. Es como alejarse para estar más cerca de vos.

Quizá no sea nuestro momento, quizá nunca tengamos un momento juntos. Y te tendré que dejar escapar -sé que lo voy a lamentar-, pero te digo, amor, hay que saber cuando parar”. Y lo entiendo, y lo comprendo porque a vos te entiendo. Aunque seas clara cuando hablas, aunque creas conocerme, aunque pienses que somos tan diferentes vos y yo. Sólo intenté estar más cerca de vos, estar para vos.

Y entonces ése sabor de lo efímero es más dulce cuando me acuerdo de vos. Y cada momento compartido preserva una sonrisa, como quien atesora insignificantes detalles… aunque tus disparates y mis gestos no signifiquen lo mismo para ambos. Aunque tus manos transpiren y las mías tengan muchas más líneas.

Y te hago mal cuando quiero que estés bien. Y tus dudas son certezas que no puedo ocultarte. Porque tu sensatez y tu corazón no se condicen con tu tamaño. Como el espacio que ocupas en mi, que no es para nada pequeño. Porque sólo quiero verte feliz, a pesar de que tengamos caminos diferentes. Y espero que estés bien… allá, en esa búsqueda que emprendiste. Porque te extraño en la madrugada de mis sueños: Porque estar con vos -para mí- no es perder el tiempo…

Todo vive y muere… incluso el amor, sobre todo el amor.

“Hoy” de Pez.

Una línea recta en la nieve hacia el norte dibujó,
sólo un hombre y ocho perros contra la voluntad de Dios.

No lo espera nada nuevo, no hay misterios bajo el sol.
No está escrito en ningún libro, lo que él busca es el calor
del abrazo de ese ser que ama y saber que hay algo para comer hoy.

No tenemos tanto tiempo -dijo Juan, el inmortal-,
lo primero es lo sincero yo me cago en la moral.

Y si encuentro algún amigo, lo voy a saber cuidar
y si nos alejan los caminos lo tendré que ir a buscar,
pues necesito de ese ser que amo y saber que no es necesario hablar hoy.

Un plato de sopa caliente y un hada que se hace presente en la mesa familiar y sentir que no estoy solo, y saber que no estoy loco, porque pienso que lo que mueve al mundo es la bondad
del abrazo de ese ser que amo y así el dolor ya no me puede alcanzar hoy.

Y suspendamos nuestros sueños, ya no sé si quiero eternidad.
Hoy me basta con saber que cuento con tu caridad
y saber que no estoy solo, y sentir que no estoy loco,
porque pienso que lo que mueve al mundo es la bondad…
y antes de que se haga tarde dibujaré una línea recta hacia vos, hoy…

Dibujaré una línea recta hacia vos, dibujaré una línea recta hacia vos…

Abrí los ojos, abrí los ojos, abrí los ojos… abrí los ojos.

La canción “Hoy” de Pez se encuentra en el disco homónimo del año 2006.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Relatos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s